como limpiar oro

¿Cómo limpiar el oro? 3 pasos fáciles y caseros

El oro es uno de los materiales mas sofisticados y preciosos del mundo, son muchas las cosas que se decoran con este tipo de material, e incluso es mucho más resistente que la plata o el bronce, sin embargo no quiere decir que pueda opacarse con el tiempo por eso queremos servirte como guía dándote algunas sugerencias para que puedas limpiar el oro con material que seguramente tendrás en casa y solo te tomará algunos minutos de hacer pero el resultado será increíble, no solo aplica para las joyas si no para cualquier otro material que este hecho de oro y necesite el brillo pertinente para resaltar.

Método 1: Pasos para limpiar las piezas de oro con amoniaco. (el más agresivo)

limpiar joyas oro

Paso 1: Preparar la mezcla
Vamos a resaltar algo importante antes de proseguir, recordemos que el amoniaco es un material bastante potente que puede ser bastante funcional si el oro esta demasiado deteriorado u opacado, pero si por el contrario solo necesita algo de brillo, no te recomendamos limpiar el oro con esta técnica.

Vas a tomar un bol y mezcla amoniaco con al menos 6 partes de agua que no quede demasiado concentrado.

Paso 2: Remojar las piezas de oro
Cuando tengas la mezcla de amoniaco y agua lista lo siguiente es:

  • Remojar las joyas dentro de la mezcla, y luego remojarlas con agua caliente.
  • Te recordamos que es un químico potente así que no lo uses por más de un minuto porque los resultados pueden llegar a ser completamente opuestos a los que esperas.
Paso 3: Absorber y secar
Una vez que las retires lo que debes hacer es:

  • Secarlas preferiblemente con algodón, ya que es bastante sensible, así que sécalos con el algodón y asegúrate de que quede bien y listo para guardar.
  • No hagas este tratamiento constantemente, solo lo recomendamos para recuperar piezas que estar bastante deterioradas, así que una vez que lo realices no lo sigas haciendo con frecuencia, usa otras mucho menos agresivas.

Método 2: Limpiando el oro con la pasta dental (el menos agresivo)

La pasta dental es un excelente producto para limpiar el oro y también otros materiales ya que tiene un componente perfecto que deja brillante y efectivo el trabajo de pulir.

limpiar oro con pasta de dientes

Paso 1: Frotar con cepillo y pasta dental el oro
Lo primero que debes hacer es tomar un cepillo para que puedas restregar sobre la parte que necesite brillo y colocas la pasta dental frotando con firmeza durante algunos minutos.

Paso 2: Lavarlo con agua
Lo siguiente que vas a realizar es lavarlo con agua tibia, una vez que hayas restregado con delicadeza, pero firme para que salga la suciedad remójalo con agua tibia hasta quitar los restos de la pasta dental que se encuentran en la pieza, sécalos con un paño o algún papel absorbente y luego guárdalo estará listo para usar.

Método 3: Paso a paso para limpiar el oro blanco

El oro blanco es un material diferente, un poco mas delicado con un acabado precioso por eso merece otro tipo de cuidado, queremos recordar que puedes llevarlo a donde un profesional para que lo reparen, sin embargo, también lo puedes hacer desde la casa con material que tengas a la mano para obtener el brillo que necesites, pero si estas en casa y tienes que hacerlo la recomendación es la siguiente.

Paso 1: Batir un huevo
Agarra un huevo, colócalo en un bol y bátelo con fuerza hasta que salga espuma, lo siguiente será con un paño colocar toda la capa de huevo sobre la pieza y déjalo reposar al menos unos 5 minutos hasta que quede seco, recuerda cubrir todo.

Paso 2: Lavar con agua fría
El próximo paso es tomar un bol con agua tibia y eliminar el resto de huevo de la pieza y listo quedara con el brillo que necesitas para lucir tu pieza de oro blanco con mucha gracia.

Recomendaciones para cuidar el oro blanco

  • No coloques tu pieza con oro blanco cerca de accesorios con material de plata u otros, ya que la capa negra y lo opaco sin duda alguna se le pegará.
  • Déjalo aparte y protégelo cuando lo utilices vuélvelo a guardar en su lugar especial. Realiza esto de manera prudente, no lo hagas tan seguido porque puedes dañar la pieza, sólo en casos extremamente necesario y toma las precauciones que te describimos.
  • La diferencia del oro con otros materiales es que este tiene mucha mas resistencia que otros, dura mucho más y aunque no lo tengas que cuidar lo suficiente como la plata, que si necesita más atención,  debes tomar algunas sugerencias que la mantendrán siempre en forma y con brillo.
  • Independientemente de que sea más solido que los demás, el oro con el tiempo y el uso, la temperatura entre otro factores puede hacerle perder la tonalidad. Sobre todo el oro blanco, que es mucho más delicado. Por eso, debes hacer cierto tipo de mantenimiento  y saber estas técnicas para limpiar el oro cada cierto tiempo para que funcione.

Como ves, no necesitas demasiado dinero, ya que seguramente tienes la mayoría de estos materiales que te dimos en casa.

Cuando veas que está lleno de polvo o realmente necesite un lavado, haz la prueba con la pasta dental, ya que es la opción más simple y menos agresiva. De lo contrario, si necesitas algo mas fuerte, hazlo con el amoniaco tomando en cuenta cada paso con cuidado para no dañarlo.

Dejar un comentario